Páginas

El pelotazo ‘offshore’ de Pujals en Jazztel

El pelotazo ‘offshore’ de Pujals en Jazztel: Luxemburgo y Bahamas, en su madeja fiscal

Pujals, el mago del Ibex tiene residencia fiscal en el Caribe, las acciones en el Gran Ducado y la sociedad con la que ganó 430 millones tenía sede en Londres. Hace un año, admitió que le investiga Hacienda

Leopoldo Fernández Pujals, el rey Midas empresarial, creador de Telepizza y Jazztel, el único español que ha llevado dos empresas al Ibex 35, es para Hacienda una adivinanza envuelta en un misterio dentro de un enigma. Nacido en Cuba en 1947 pero nacionalizado español, Pujals tiene desde 1999 residencia en Bahamas, donde se fue tras vender Telepizza por 300 millones. Cinco años después, volvió a la empresa española con Jazztel, con la que ingresó 483 millones en mayo de 2015 (con plusvalías de 433 millones). Eso supondría un jugoso bocado para Hacienda en 2016, cuando según fuentes de su entorno hay que tributar por ese pelotazo. Pero con Pujals los temas fiscales no son sencillos. Aunque cotizaba y operaba en España, Jazztel era formalmente una empresa británica, Pujals tenía su 15% de Jazztel a través de una sociedad de Luxemburgo y reside en Bahamas. Se admiten apuestas sobre quién va a cobrar los impuestos.

Foto: Leopoldo Fernández Pujals, expresidente de Jazztel.

En noviembre de 2014, en plena promoción de su biografía -‘Apunta a las estrellas y llegarás la luna’-, Fernández Pujals hacía una breve confesión sobre sus temas fiscales: “Nunca he tenido problemas con Hacienda; aunque ahora me están empezando a hacer una inspección. Parece que nos están poniendo en fila india”, declaró al ‘XL Semanal’. En esa época, afirmó en Cuatro: “Pago [de impuestos] lo que me corresponde pagar de lo que gano”, aunque inmediatamente añadió que el año anterior había ganado cero.

“Nunca he tenido problemas con Hacienda; aunque ahora me están empezando a hacer una inspección“, declaró hace poco más de un año.

Son de sus pocas declaraciones públicas sobre el tema, porque en las 256 páginas de la biografía apenas hay mención a su relación con Hacienda, y durante un mes El Confidencial ha intentado sin éxito obtener su versión. El libro solo da pistas con fechas significativas. Pujals vendió en octubre de 1999 Telepizza, la empresa que había creado de la nada en un restaurante en el norte de Madrid. Ingresó por ello unos 300 millones de euros. En ese momento se traslada a Bahamas. “Tras la venta de Telepizza, y ya residiendo en Bahamas, me dediqué a la educación de mis tres hijos pequeños y a ayudar a mi hijo Carlos a montar su primer restaurante en Estados Unidos”, señala Pujals en su autobiografía. “Cuando vendió Telepizza, se fue de España yestuvo tres o cuatro años sin aparecer por aquí por temas fiscales”, afirma una persona que ha trabajado con él. Los que le trataron exigen el anonimato.

Pujals, nacido en Cuba y exiliado con 13 años de la isla por el castrismo, tiene un chalé en Nassau. Además de estar a medio camino entre Cuba y Miami, donde colabora con organizaciones anticastristas, Bahamas es un paraíso fiscal. Pese a la distancia, Pujals mantiene intereses en España. Está casado con una jienense, tiene un ático en el barrio de Salamanca de Madrid, ciudad en la que también preside una fundación. Además, mantiene la yeguada Centurión en una enorme finca en Lastras del Pozo, un pueblo de Segovia. “Yo ya vivía en Bahamas, con mi familia, pero tenía a varias personas encargadas de las fincas y de la cría”, dice en su autobiografía. En los últimos tiempos, a los caballos ha sumado los halcones como inversión, con la compra de un castillo en Alemania.

Ganó 430 millones con la OPA de Orange sobre Jazztel, pero las acciones las tenía en Luxemburgo

En verano de 2004, unos amigos le ofrecieron invertir en Jazztel. Eso fue durante unas vacaciones en Mallorca. A menudo acota en el libro que las relaciones en España han sido en viajes ocasionales o desde la distancia. La empresa de telefonía creada por Martin Varsavsky “necesitaba con urgencia 15 millones de euros de inyección de capital, y antes de fin de año, para no hacer suspensión de pagos”.

En octubre de ese año, exactamente cinco años después de vender Telepizza -coincide con el plazo en el que prescriben los delitos fiscales-, Pujals entró en Jazztel. Se hizo presidente con una inversión de 62 millones, con la que compró un 25% de la compañía. Pero no lo hizo directamente, sino a través de la sociedad Prepsa Traders, domiciliada en Luxemburgo y creada el 30 de septiembre de 2004, días antes de la compra de Jazztel, según el registro. Jazztel presenta sede en Londres (es una Public Limited Company, PLC, en los términos británicos), y al principio los consejos se celebraban allí, hasta que algunos consejeros se cansaron de viajar y decidieron reunirse en Madrid, según fuentes conocedoras de la compañía.

La yeguada de Fernández Pujals está en un monasterio del siglo XIII. (Yeguada Centurión)

La yeguada de Fernández Pujals está en un monasterio del siglo XIII. (Yeguada Centurión)

La gestión de Pujals y su equipo relanzó Jazztel. La compañía alcanzó una cuota de mercado del 12% de ADSL, y en 2014 Orange lanzó una opa sobre el 100% de la compañía. Lo hizo a un precio de 13 euros por acción. Prepsa Traders, es decir, Pujals, tenía en diciembre de 2014 el 14,47% de Jazztel(37,13 millones de acciones). Con la opa, Pujals recibiría 482 millones de euros, 433 más de los que invirtió inicialmente. La Comisión Europea aprobó la operación en mayo de 2015.

Pujals no ha contestado a los mensajes dejados por este diario a su entorno en España, pero fuentes próximas al empresario pudieron en duda que Hacienda investigue ese pelotazo puesto que aún no ha acabado el plazo para tributar por él. Señalan que debería pagar impuestos en 2016, ya que la operación se cerró en 2015 aunque estaba anunciada desde 2014. Otras fuentes apuntan a que la investigación a la que se refería Pujals afecta a ventas de acciones anteriores y menores.

“Cuando vendió Telepizza estuvo tres o cuatro años sin aparecer por aquí por temas fiscales“, afirma una persona que le trató

La ley marca que para tributar fuera de España hay que pasar fuera del país la mitad del año, 183 días. Pero añade una salvedad para casos como el de Bahamas: “En el supuesto de países o territorios considerados como paraíso fiscal, la Administración tributaria podrá exigir que se pruebe la permanencia en este durante 183 días en el año natural”. En 2013, El Confidencial publicó que la agencia catalana de detectives Método 3 había espiado a Pujals por orden de Telepizza para demostrar que en realidad vivía en Madrid y acudía a las oficinas de Jazztel. Quienes conocieron a Pujals creen que pasaba fuera de España más de la mitad del año, que llevaba cuidado y que no va a cometer un error así. Además de la residencia en el extranjero, hay un requisito más difuso que obliga a tributar en España. “Que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta”, como que vivan aquí sus hijos o su cónyuge.

Hacienda ha emprendido una campaña contra grandes fortunas que simulan tener residencia en el extranjero y a las que la Agencia Tributaria sitúa realmente en España. Demetrio Carceller Coll está pendiente de juicio por fraude fiscal por ocultar gran parte de su fortuna personal en Portugal. Otro de los grandes millonarios anónimos, José María Aristrain de la Cruz, uno de los principales accionistas de Arcelor-Mittal, ha sido procesado por tener residencia fiscal en Suiza y las acciones en Luxemburgo. Hacienda le acusa de haber defraudado así 200 millones entre 2006 y 2010, ya que considera que en realidad pasaba más tiempo en España que en Suiza.

1 comment to El pelotazo ‘offshore’ de Pujals en Jazztel

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>