Páginas

España es terreno fértil para una “primavera de los accionistas”

España es terreno fértil para una “primavera de los accionistas” ante los desmesurados salarios de sus ejecutivos. Los miembros de la junta directiva de las empresas españolas estan cobrando entre 2 y 3 veces mas de lo que ganan sus homólogos en otros países europeos. Se puede entender que los inversores hicieran la vista gorda en los tiempos de bonanza económica, pero en las actuales circumstancias su inacción es difícil de justificar.

Tome por ejemplo Telefónica, donde César Alierta ha sido presidente ejecutivo nada menos que desde el año 2000. En 2011, cobró un total de 10,2 millones de euros del sueldo base, primas, beneficios y pensiones. Mientras tanto, sus homólogos de France Telecom y Deutsche Telekom ganaron 1,6 y 3,9 millones de euros, respectivamente, incluyendo tambien las primas y aportaciones a las pensiones.

En el sector petrolero, Antonio Brufau, presidente ejecutivo de Repsol, recibió nada menos que 10,5 millones de euros el año pasado, el doble de la remuneración que el director ejecutivo de la petrolera italiana Eni, que es 4 veces mas grande que Repsol. Los más de 10 millones que se ha llevado el señor Brufau son particularmente sangrantes por el hechp de que las acciones de Repsol llevan un 48% de caída en lo que va de año.

Es la misma historia en el problemático sector bancario. Los miembros del comité ejecutivo del BBVA han disfrutado de un aumento del 26 por ciento en la compensación entre 2007 y 2011, mientras que su precio de su acción se reducía a más de la mitad. Mientras tanto, las cuentas de Santander indican nada menos que 158 millones de euros para financiar las pensiones de sus tres principales ejecutivos.

Los sueldos de los miembros de la junta directiva de las empresas españolas son los más altos de Europa, ganando más del doble de sus homólogos franceses, según un estudio de la empresa cazatalentos Heidrick & Struggles. En 2011, registraron un aumento salarial del 8 por ciento en promedio, a pesar de una caída en las ganancias, de acuerdo con la CNMV, el regulador nacional del mercado de valores. La proporción de remuneración fija (independiente del rendimiento) es también bastante superior a lo que se estila que el resto de Europa. Como era de esperar, los directores en España se mantienen en su puesto por bastante mas tiempo que la media europea de 5,7 años.

Poco a poco, España se está moviendo hacia una mayor transparencia en la remuneración de los ejecutivos. Hasta el año pasado, la retribución de Alierta si tan siquiera era revelada. Telefónica planea reducir la proporción de remuneración variable en un 13 por ciento este año, curiosamente coincidiendo con la debilidad de sus resultados operativos. Sin embargo, el gobierno corporativo todavía se encuentra muy por detrás de otros países, en particular el Reino Unido, donde se están introduciendo nuevos poderes como los votos vinculantes en materia de política salarial, de manera que los accionistas puedan ejercer poder sobre los salariso

Con la economía española hundiéndose en la recesión, los sueldos bajando y el gobierno estableciendo medidas de austeridad, la permisividad de los accionistas con los excesivos paquetes de compensación es aún más chocante. No es de extrañar que los directivos sigan pegados a sus asientos: pocas caras han cambiado en la última década. Los accionistas de las empresas británicas ya han perdido la paciencia con tales excesos; es hora de que los inversores en las empresas españolas también hagan oír su voz.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>