Páginas

La escalada del dólar

Aquellos que leyeran el comentario de mercado del lunes pasado habrán podido constatar que la impresionante subida del dólar la no fue tan inesperada como muchos medios la pintaron. Era cuestión de tiempo que los decepcionantes datos macro europeos, el más que posible error de Trichet subiendo los tipos, y la caída de la demanda global (con el consiguiente efecto sobre las materias primas), inclinaran la balanza a favor del dólar. El momentum continuó esta madrugada en la sesión asiática, donde se llegaron a tocar mínimos en 1.4908, aunque luego las preocupaciones sobre Georgia han tenido cierto impacto alcista en el precio del crudo y alejado al dólar de dichos mínimos. La resistencia está ahora en los 1.5225, y creo que la acción del precio en las próximas dos sesiones va a ser la clave. Si nos acercamos hacia la zona de resistencia, sería una indicación de que el movimiento fue un poco exagerado, lo que llevaría a un cierto periodo de consolidación. Si, por el contrario, el precio corrige poco o nada de la caída, sería una señal de nuevos mínimos en el corto plazo. Pese al intento actual de consolidación, tanto el gráfico como la mayoría de indicadores pintan muy feo para el Euro, aunque para los que no estén ya posicionados no es fácil subirse al carro, puesto que la caída ha atraído a algunos bancos centrales en busca de diversificación de reservas. Mejor esperar un par de días y ver la evolución del precio.

Por otro lado, el dólar australiano (AUD), el neocelandés (NZD) y el canadiense (CAD), así como otras divisas dependientes de las materias primas, sufrieron un fuerte batacazo, por lo que las posiciones que anunciamos el lunes pasado han tenido un importante rendimiento en tiempo record (-4.04%, -3.23% y -2.58% de caída respectivamente). Además, creo que el movimiento a la baja de las divisas tiene aún recorrido, por lo que conservamos la posición larga en USDCAD con objetivo en 1.10. Por el momento recogemos beneficios en el contado de AUDUSD una vez sobrepasado el objetivo de 0.9000, pero aprovecharemos cualquier rally alcista para vender de nuevo. Creo que se ha producido un cambio fundamental en la postura global sobre la economía europea y las expectaciones sobre los tipos, así como la ralentización de la economía mundial. Toda esta situación beneficia al dólar, y de ahí que estemos esperando cualquier caída para volver a incrementar las posiciones en dólares, especialmente en contra del dólar Australiano donde el RBA esta anunciando a gritos nuevas caídas de tipos.

En relación a los mercados de renta variable, seguimos pensando que queda mucha travesía en el desierto hasta que llegue el momento de entrar. Sin embargo, parece que algunos inversores value ya han salido de compras. La inversión con énfasis en compañías cotizando a precios bajos en relación a sus beneficios y flujos de caja tuvo un rendimiento medio muy bajo en 2007, y este año pierde una media de 15.5% en relación a su antagonista, la inversión en valores de crecimiento. Según la gente de Societe Generale, este es el mayor margen alcanzado desde 1952, y si nos fiamos de la historia, las 5 veces que la inversión en crecimiento superó a la inversión en valor por dos años consecutivos, los value se recuperaron ganando un 17% más de media durante los siguientes 7 años. Y es que cuando incluso Berkshire Hathaway -la compañía del incombustible Warren Buffet- se deja casi un 25% desde sus máximos en Diciembre, el cambio de tendencia se huele en el rebaño. En todo caso, desde Bolsaovejuna no creemos que el bajo crecimiento económico sea el mejor caldo de cultivo para la inversión value, así que seguiremos a la espera.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>