Páginas

Los 7 pecados capitales del mercado alcista

Últimamente el mercado ha estado bastante movidito. Recapitulando: hace poco más de un mes que Alansito Greenspan divagó sobre la idea de que la economía gringa podría caer en recesión a finales de este mismo año. Unos días más tarde la bolsa de China se desplomaba un 9% arrastrando consigo al resto de índices mundiales. Pero la cosa no acabó ahí, y poco después acechaba el miedo al colapso del mercado de subprimas hipotecarias (crédito hipotecario a hipotecados de digamos… “baja fiabilidad”) que a su vez arrastraría a los hedge funds y al resto del sector bancario, que a su vez…

Cada vez que aparece una de estas noticias las bolsas caen en mayor o menor medidad, y los inversores nos preguntamos si será una mera corrección dentro de nuestro maravilloso mercado alcista o es que ya se acabó lo bueno. Básicamente, se nos mete el miedo en el cuerpo. Luego los índices empiezan a recuperarse, pero sigue ahí el temor a que sea un simple rebote, hasta que poco a poco nos invade un sentimiento de tranquilidad: los buenos tiempos aún no han acabado. Así que el miedo abandona nuestros cuerpos y todo vuelve a la normalidad: ¡qué tontería haberse preocupado por algo así!

Está claro que discernir entre el oro y la paja, entre el verdadero peligro y los miedos infundados, sólo es fácil a toro pasado. Así que aprovechando el sentimiento optimista que invade los mercados en estos días pre-vacacionales, y por si a la vuelta nos espera pepe con las rebajas, voy a hacer un repaso a los 7 pecados capitales del mercado alcista:

1. -La euforia

Hace poco leí por ahí que ahora mismo “sólo” el 19% de los americanos consideran la bolsa como su inversión preferida, un porcentaje menor al de los que prefieren invertir en propiedades. En Marzo del año 2000 (a punto de estallar la burbuja tecnológica) un 31% prefería la bolsa, por un 13% en Marzo del 2003 que es cuando la bolsa tocó fondo.

Esto indica dos cosas. La primera es que es posible que mucha gente compre cuando el mercado está caro y no se atreva a entrar cuando hay acciones a precio chollo. Esta reflexión es interesante, pero poco tiene que ver con el tema de este post. La segunda (y relevante) es que parece que ahora mismo la euforia no está desatada entre los inversores. (-)

2. -Las acciones caras

Hay muchas maneras de determinar si una acción está cara o barata. Lo ideal es valorar la empresa y luego dividir entre el número de acciones. Simple y exacto. El problema es que a mi personalmente me cuesta mucho determinar cuánto vale en realidad Telefónica o Repsol. Me es imposible, vamos. Así que me limito a mirar el PER o la rentabilidad del dividendo.

Al final de un ciclo alcista, las acciones tienes PERs altos y bajas rentabilidades por dividendo. Si el PER está alto significa que los inversores están pagando un alto precio por las ganancias de las empresas. La rentabilidad del dividendo expresa el dividendo anual por acción como porcentaje del precio de ésta, así que habrá menor rentabilidad por dividendo cuanto más cara esté acción.

Personalmente, tengo la impresión es que los precios (en general) están carillos, pero tampoco es algo excesivo (/).

3. -Las OPAs

Digamos que las fusiones y adquisiciones representan la “gula empresarial”, y su incremento es típico de la recta final de un mercado alcista. El 2006 ya fue un año en el que media Europa se vino a invertir a España al calorcito de las opas y fusiones. Ahora en el 2007 seguimos con nuestra querida Endesa, con Iberia, Altadis… mucha actividad. (+)

4. -Las OPVs

Cuando el mercado está calentito, muchas compañías se deciden a salir a bolsa por primera vez. No es ninguna sorpresa, pues a nadie le amarga vender papel a precios desorbitados.

En GurusBlog ya trataron el tema: “Sólo hay que ver el número de colocaciones en los últimos ejercicios: 10 en el 2006, 1 en el 2005, 3 en el 2004, y 0 en el 2003”. En este 2007 ya ha empezado la función, con Clínica Baviera saliendo hoy un 25% en verde, y según se puede ver en el Diario del Especulador, ya hay más de 10 empresas buscando seguir los pasos de C. Baviera. (+)

5. -El sector distanciado

Suele ocurrir que la euforia inversora se centre en un sector particular, como ocurrió anteriormente con las tecnológicas y telecos. En la actualidad se me vienen a la cabeza las materias primas y, sobre todo, el ladrillo… pero a nivel global no lo veo claro. (/)

6. -El “esta vez no”

Un mercado alcista siempre ofrece nuevas explicaciones para convencer a los inquietos inversores de que las cosas son diferentes al pasado. Durante la expansión tecnológica, los inversores llegaron a creer que las empresas online operaban bajo circunstancias distintas que las hacían invulnerables a las viejas nociones de ganar dinero y pagar dividendos.

En la actualidad sigue habiendo una elevada liquidez que va a para a los mercados de todo el mundo. Esto se debe en parte a la política de expansión monetaria de la FED a principios de la década, al estímulo fiscal de la administración americana y al carry-trade del yen. Sin embargo, la situación no puede mantenerse para siempre. Por mucho que nos digan lo contrario, tarde o temprano llegará la restricción y la menor liquidez sacará a la luz problemas mayores.

Las cosas nunca son diferentes: los ciclos económicos duran entre 5 y 7 años… y ya vamos para los 6 de expansión. (+)

7. -El factor clave

No tienen por qué cumplirse todos los puntos anteriores para entrar en recesión, pero lo que si es obligado es la existencia de un “factor sorpresa”: aquél que no muchos vieron venir.

Obviamente yo no se cual será, pero como tengo que decir algo, voy a dar uno: el riesgo se paga muy poco. Con tanta liquidez y derivados exóticos para contrarrestar el riesgo, quizás se esté vendiendo demasiada deuda de dudosa calidad. En este caso, los problemas en el mercado americano de las sub-primas hipotecarias podrían haber sido el primer estornudo de la complicada gripe del “crédito fácil”. Y las gripes son muy contagiosas… (/)

Si nos ponemos a sumer pecados, parece que el infierno está al caer. Pero fuera de mis valoraciones de andar por casa, está claro que este ciclo alcista está en su fase “final” por lo que es hora de ejercitar la prudencia y confesarnos con nuestras propias inversiones.

3 comments to Los 7 pecados capitales del mercado alcista

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>