Páginas

Miedo a la oscuridad

Según un estudio de Goldman Sach, los inversores deberíamos aprovecharnos del miedo del mercado a la noche. Según sus datos, desde 1993, mantener acciones americanas sólo durante la noche es una estrategia que habría cuadriplicado la inversión a día de hoy.

Comprar futuros del S&P500 -o de cualquier fondo que replique al índice- justo antes del cierre de la sesión para venderlos tan pronto como el mercado abra al día siguiente habría rentabilizado un 309% desde 1993, mientras que la operativa contraria –mantener las acciones sólo durante el día-, habría resultado en unas pérdidas del 58%.

La posible explicación a esta anomalía es que un gran número de participantes del mercado tiene aversión a mantener sus inversiones durante la noche debido a que no pueden responder a los movimientos que se puedan producir. Esto hace que vendan al cierre (rebajando la rentabilidad intradía) y compren en apertura (inflando la rentabilidad nocturna). Además, es probable que esta aversión al riesgo nocturno se incremente en los mercados bajistas.

Dada la coyuntura, la estrategia óptima hubiera sido estar comprado en el S&P500 durante la noche y ponerse corto en el mismo durante el día. Esta operativa hubiera rentabilizado un 507% durante el período.

Está claro que la táctica requiere una importante cantidad de operaciones anuales que sin duda harían mella en los resultados, pero es también evidente que el coste de asegurarse contra el riesgo nocturno es tremendamente elevado para el inversor.

4 comments to Miedo a la oscuridad

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>