Páginas

Negro panorama

El impacto que las nuevas medidas fiscales en China han tenido en las bolsas ha sido decepcionante una vez más. Los inversores, con buen criterio, siguen centrados en el hecho de que la economía real las está pasando canutas, y lo que nos queda. Para muestra, hoy traigo dos botones. Por un lado Circuit City, un gigante minorista de productos electrónicos que hace dos años valía 5.000 millones en bolsa, se acaba de ir a la bancarrota. Ya no son sólo los bancos. Por otro lado, General Motors ya se me asemeja a un cadáver flotando río abajo, con algunos de los antaño cautos analistas dando precio objetivos de cero patatero y sus Credit Default Swaps ascendiendo a casi 6000 puntos.

El colapso de los beneficios empresariales y los impagos no serán ninguna sorpresa para el que venga leyendo los anteriores comentarios de mercado en Bolsaovejuna, pero la velocidad de la epidemia es sin duda lo más preocupante, y el hecho que me de momento me impide volver a salir de compras. Y eso que aquella jugada no está saliendo mal de momento , pues las acciones de Smurfit Kappa compradas plena caída libre, y que dos días más tarde perdían un 30%, están ahora ganando un 50%, a la espera de presentar resultados mañana.

Después de todo la gasolina que se le ha echado encima, el fuego de la economía sigue tremendamente débil a ambos lados del Atlántico. El peligro está además en que los incentivos fiscales sean ahorrados o usados para repagar deuda en lugar de ser gastados. Los proveedores ya están exigiendo el pago por adelantado como norma, y con la sequía crediticia, veremos muchos más negocios colgando el cartelito de cese de negocio, con las cifras de desempleo subiendo como la espuma. Sigo pensando que no hemos visto los mínimos en las bolsas y que los mercados emergentes son especialmente vulnerables.

En EE.UU. y el Reino Unido los precios de las casas y la disponibilidad para nuevas hipotecas siguen cayendo al unísono, sin dar un solo respiro a un creciente número de particulares atrapados en valor negativo (tienen más hipoteca que pagar que lo que vale su casa. Tanto Brown en UK como Obama y Paulson en USA están dispuestos a apagar este fuego como sea, pero todas las medidas conllevan un importante retraso temporal, por lo que los siguiente 6 meses se me antojan especialmente duros.

Al menos estos dos parecen intentar hacer algo. Ya no se que decir sobre Trichet el marciano y el resto de miembros del planeta BCE, cuyos modelos intergalácticos siguen detectando riesgos inflacionistas por encima de los de crecimiento. Tras oírle decir la semana pasada: “no creo que haya una crisis del crédito (credit crunch)” he llegado a la conclusión de que han decidido superar el problema con la estrategia del avestruz, enterrando la cabeza en la arena. Visto lo visto, no puedo más que seguir siendo bajista con respecto al Euro.

Desde el punto de vista fundamental, sigo apostando a la baja por la libra y el dólar australiano, mientras que el Yen me sigue pareciendo una buena apuesta. Me aventuro a decir que el EURUSD puede irse a testear el 1.20 y el EURJPY acercase a los 100 hacia finales de año. Desde los actuales 125, parece un gran camino por recorrer, pero es que también pienso que la volatilidad podría volver a subir, y rápido. En técnico, parece que el periodo de consolidación a terminado para la libra, el euro, y la renta variable, por lo que presumo que se viene una caída importante en todos ellos.

2 comments to Negro panorama

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>