Páginas

Paraísos fiscales

Durante las últimas semanas, la canciller alemana Angela Merkel ha encabezado un acoso y derribo contra su pequeño vecino, el principado de Liechtenstein, por no haber cooperado con una investigación alemana sobre presuntos evasores de impuestos. Esta particular disputa entre Alemania y Liechtenstein es tan sólo la punta del iceberg de una batalla muchísimo más amplia entre las grandes naciones europeas y los pequeños principados con impuestos muy reducidos.

Los ataques per se son injustos. Países como Mónaco y Liechtenstein tienen todo el derecho del mundo a mantener el secreto bancario y no se los debería forzar a hacer de inspectores de hacienda para sus hermanos mayores, que deberían pasar más tiempo preocupándose de por qué huye de su territorio tanto capital, en lugar de ensañarse con lugares de apenas una fracción de su tamaño.

El conflicto no parece que se vaya a calmar tan aprisa. Todo empezó cuando los investigadores alemanes pagaron 5 millones de euros a un ex empleado del banco LGT de Liechtenstein a cambio de discos informáticos que contenían los nombres de personas con cuentas bancarias en este principado. La información obtenida ha dado lugar ya a la dimisión del máximo responsable de Deutsche Post, Klaus Zumwinkel, y según las autoridades alemanas, casi otras 200 personas han confesado ya su evasión fiscal.

Ahora el ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrueck, planea encabezar una campaña más amplia de la Unión Europea contra los paraísos fiscales. Merkel ha abordado este asunto con el príncipe Alberto de Mónaco, y parece que la ofensiva contra este enclave mediterráneo es sólo cuestión de tiempo. De este modo, la anomalía de tener pequeños principados de bajos impuestos en un continente de impuestos bastante altos, puede estar llegando a su fin.

Es comprensible que los paraísos fiscales les resulten irritantes a los grandes gobiernos europeos. En un mundo de movilidad cada vez mayor, y de mejores medios de comunicación, a los ricos se les ha hecho terriblemente fácil mudar su sitio oficial de residencia a un entorno más acogedor en lo que a impuestos se refiere. La mitad de los empresarios británicos parece estar domiciliados en Mónaco, mientras que los alemanes parecen estar guardando dinero en Liechtenstein.

Esto es algo que a los aficionados del deporte español no les cogerá por sorpresa. Son bien conocidos los 11 años en Andorra de Arantxa Sánchez Vicario o la sociedad con sede en las Antillas holandesas de Luis Enrique. Carlos Moyà apostó por Ginebra (Suiza), Félix Mantilla por Mónaco, Galo Blanco y Fernando Vicente, por Andorra, y los pilotos Carlos Checa y Dani Pedrosa por las Islas Británicas. Fernando Alonso reside en Oxford (Inglaterra), aunque desde hace tiempo se le sitúa para el futuro en Suiza, donde se encontrará su colega Pedro Martínez de la Rosa o el ciclista Óscar Freire.

Cuando las elites se desentienden del régimen fiscal, subvierten los procedimientos democráticos y socavan el respeto a la integridad de las leyes y las instituciones. Este principio es el que mueve a los gobiernos de Alemania y otros países. Aun así, Liechtenstein y Mónaco no tienen obligación alguna de suministrar listas de inversores extranjeros a las autoridades fiscales alemanas, francesas o británicas, siempre y cuando no haya sospecha de blanqueo de capitales o de terrorismo.

Es difícil para el Gobierno alemán justificar haber pagado a Heinrich Kieber, el ex empleado de LGT Group, por detalles de cuentas privadas, y después haber vendido por todo el mundo esa propiedad robada. No importa que los discos contuvieran datos de evasión fiscal. Dos errores no equivalen a un acierto. Los Gobiernos alemán, británico, francés o sueco, que compraron la información, se echarían al monte si un Estado miembro de la UE robase información de sus propios bancos.

Además, estos pequeños principados son entidades soberanas. Alemania tiene el derecho de fijar las leyes que le parezca para las personas que viven en Alemania. Si quiere prohibir a sus ciudadanos el tener cuentas o crear fundaciones en otros países, puede hacerlo y enfrentarse a la fuga de personas y capital. Pero no puede forzar a otros países a que cambien sus normas.

Si la gente invierte en países de impuestos bajos o en estructuras jurídicas como fundaciones, su responsabilidad fiscal es cosa suya, no de la nación anfitriona. La mayoría de los inversores legítimos considera que los principados de impuestos bajos ofrecen una alternativa útil al régimen de los Gobiernos de impuestos altos que asfixia a gran parte de Europa.

Por último, es irrisorio decir que este tipo de “competencia” fiscal es injusta. Toda competencia es injusta. Las naciones pequeñas con el derecho a ganarse la vida como les de la gana. No es más injusto que la destreza de Alemania en la fabricación de automóviles, o que la aptitud de los franceses para hacer vino. ¿Acaso deben los alemanes cerrar su industria de automóviles de lujo porque les hace la vida difícil a los trabajadores del sector en el resto de Europa?

Si la respuesta en no, tampoco Liechtenstein debe cerrar su sector de servicios financieros. Naturalmente, los paraísos fiscales deberían asegurarse de no estar albergando activos de delincuentes o terroristas, aunque se tiende a exagerar en este sentido. Munir el Motassadeq, la única persona a quien se ha procesado por los atentados terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos, vivía en Hamburgo, no en Liechtenstein. Uno de los presuntos piratas aéreos usó cuentas bancarias de Florida, no de Mónaco. Lo cierto es que los terroristas usan normalmente bancos corrientes porque éstos levantan menos sospechas.

Quizá el Gobierno alemán y los otros que pagan por información robada debieran pasar más tiempo pensando en cómo hacer sus propios países más atractivos a sus contribuyentes. Ahí están los ejemplos de Abraham Olano, que aunque estuvo muy cerca de mudarse a Mónaco, llegó finalmente a un acuerdo con la Hacienda de Guipúzcoa, del mismo modo que Miguel Indurain alcanzó un pacto con la Hacienda Foral de Navarra.

Mañana me pasaré por la Agencia Tributaria. A ver si es verdad aquello de que “Hacienda somos los tontos”.

7 comments to Paraísos fiscales

  • Espinako

    La solución es bien sencilla: eliminación de la libre circulación de capitales y personas con los paraísos fiscales. Cerramos la frontera con Andorra, Suiza, Mónaco, San Marino, Gibraltar, las islas Vírgenes, las Caimán, y las que haga falta hasta que dejen de chupar del bote y asunto resuelto.

  • The Rat

    Aqui se muestra la falacia de que los ricos deben pagar más impuestos (porcentualmente) que la clase media porque asi la carga fiscal no recae sobre estos últimos.

    En realidad, el que tiene dinero no lo tiene por casualidad, y si puede pagar a un asesor fiscal para evitar pagar impuestos, lo hará y se buscará mil triquiñuelas para no pagar.

    Al final, la carga fiscal recae sobre los que no pueden permitirse ese tipo de asesoramiento, es decir, sobre la clase media.

  • Antonio Riazor

    Creo que los paraisos fiscales son toda una lacra para el mundo globalizado, y a la vez son un claro ejemplo del sinsentido de los micronacionalismos.

    Estas diminutas naciones tienen 2 opciones para subsistir: o bien se convierten en paraíso fiscal o en un destino turístico para el vicio (con casinos, prostíbulos., etc.).

    De no ser asi, estos territorios no podrían seguir siendo independientes.

  • Joaquín

    Se puede hacer toda la demagogia que se quiera para autojustificarnos en nuestro interés en no pagar impuestos……para que los servicos que recibimos nos los paguen otros, pero sigue siendo ilegal, inmoral y además engorda.

    Todos los países pueden poner la fiscalidad que deseen para los ingresos generados en ellos, pero si son colaboradores necesarios en la evasión de impuestos/capitales de otros, entonces los países afectados tienen la obligación de presionarles para que haya justicia con sus ciudadanos que sí que cumplen.

    Al fin y al cabo, nadie se mete con Suiza por tener UBS, Nestlé o Swatch ni con Mónaco por tener un casino. Las quejas son por lucrarse con la delincuencia de otros países, porque evadir impuestos es un delito, como el tráfico de drogas o el blanqueo de capitales (y en esos casos, curiosamente sí que colaboran). Las quejas son por ser parásitos de otros países.

    El caso de los deportistas de élite es algo especial, porque reciben todos sus ingresos en pocos años: cualquier persona puede fijar su residencia donde quiera, pagar los impuestos en el país de origen de los ingresos y después llevarselo donde le plazca.

  • Astaroth

    Lo de que el caso de los deportistas de élite es especial, porque reciben todos sus ingresos en pocos años también me parece bastante demagogo, y totalmente injusto con los ciudadanos que si cumplimos.

    Son parásitos que se aprovechan de la formación que les proporcionan las instituciones deportivas españolas, que se presentan a competiciones a través de federaciones españolas luciendo banderita y todo, y luego en vez de pagar impuestos aquí, llegan a un acuerdo con Mónaco para vivir allí pagando dos duros, y luego cuando se retiran vuelven.

    Lo de los deportistas no se puede calificar de delito porque es obvio que no lo es, pero está muy feo y roza lo inmoral.

  • Prestamo

    Creo que se olvidaron de Republica Dominicana y paises como haiti en esa lista.

  • PARAÍSOS FISCALES.

    Rafael del Barco Carreras

    MAR 2009. ¡Acabaremos con los Paraísos Fiscales! Toda la Prensa anunciando la batalla.

    Napoleón rodeó SUIZA, el Imperio Napoleónico respetó la montañosa isla dentro de su mar, y no por sus montañas sino por necesidad imperiosa, un reducto seguro para viejas y nuevas fortunas, sobretodo las “nuevas” de su familia y generales. Y los de Hitler al igual que los napoleónicos se detuvieron ante sus fronteras, y tampoco por sus montañas o por los tanques y aviones de los ejércitos de la pequeña república confederal, sino porque además de para viejas y nuevas fortunas, la omnipresencia fiscal de los nuevos y eficientes en recaudación imperios obligaba tener muy a mano un “paraíso fiscal” conectado con todo el MUNDO para sus importantes operaciones de compra de suministros para la Guerra. El País más pacífico, refinado, organizado y burgués del Mundo, donde lo mismo se compraba petróleo o armas que cualquiera de las materias primas de cualquier lugar, amigo o enemigo, con siempre un banco para organizar y garantizar la forma y manera de cobro o pago. Con Franco, otro tanto, taponó la frontera andorrana, pero el tabaco “andorrano” y la “comida” enriquecieron a funcionarios de Abastos, Aduanas, Guardia Civil y militares. Desde los años 50 a ningún gobernante español se le ha ocurrido poner una “verja” en esa frontera al igual que en Gibraltar. Y allí la CAIXA reinó durante décadas por haber financiado la presa y red eléctrica a principios del siglo XX.

    De nuevo la hipocresía. Sarkosy, copríncipe con el obispo de Urgell, amenaza al Principado de Andorra. En sus fronteras siguen Mónaco, Luxemburgo, Holanda, Suiza… Gordon Braun lo mismo con Gibraltar, la Islas Vírgenes, la de Man, las Jersey… y enclaves de la Commoweal… la Canciller Merkel la ha tomado con el diminuto Liechtenstein… y Obama apunta sus misiles a Las Bahamas, Panamá, todo el Caribe…

    Lo único que han conseguido es un estado de pánico que no repatriará capitales, porque nadie se fía de la banca de su País. Ahora no solo se huye de las “haciendas” sino de la propia Banca. Se removerán y sofisticarán sistemas (la Informática da mucho de sí) o propiciará la ya muy intensa venta (cuanta más crisis más venta) de cajas de caudales, con su secuela de cacos a por ellas. Y si antes los bancos de los “paraísos” reingresaban en el Sistema Financiero de la EUROZONA o de la ZONADOLAR lo ingresado por sus clientes, siempre ganando un porcentaje en intereses, ahora “compran oro” y almacenan, y como Suiza piden a América la devolución del allí depositado. Nadie se fía de nadie. Sin olvidar la mayor “hipocresía” del Mundo, la lucha contra el narcotráfico… los aficionados seguirán esnifando, quizá más caro… el precio de la cocaína y heroína se ha estabilizado en los últimos diez años… y debe subir…para financiar varias guerras eternas… y muchos países.
    Y Zapatero… ¡toda España es un coladero de blanqueo…! El País con más dinero negro de la EUROZONA, ver http://www.lagrancorrupcion.com con las cientos de sociedades de Juan Piqué Vidal, la detallada denuncia en Barcelona y archivada del abogado Carlos Obregón en 1991, o la más reciente anécdota presente en el Sumario de las “extorsiones” con el Juez Luis Pascual Estevill, donde conseguidas, por primera vez en la VIDA, las pruebas enviadas desde Suiza, con sumario abierto por un juez y fiscal suizos horrorizados por la “historia” del juez español… no se admitieron por un defecto formal, a pesar de la comparecencia en España del propio juez suizo…etc…etc…

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>