Páginas

Por qué no somos ricos

Ser millonario, rico, adinerado… no tiene qué significar estar nadando en billetes de 50 euros cuál Tío Gilito. Es simplemente disponer de una libertad financiera que nos permita despreocuparnos de problemas económicos, y no tener que trabajar para vivir (que no quiere decir que se deje de trabajar, sino que se hace porque se quiere y no porque se necesita para poder comer).

Suena apetecible. Y más sabiendo que la razón por la que no somos ricos (o no estamos en el camino de serlo) es bastante simple. A veces pensamos que es debido a que no ganamos lo suficiente, pero la verdad es que para la mayoría de las personas ser o no millonario no depende de lo que se gane al mes. Un médico ganará más que un vigilante de seguridad, pero su vida profesional y social también le supone más gastos. Lo importante es el modo de tratar el dinero en el día a día, y aquí va una lista con los principales errores que cometemos ahí y que nos impiden ser ricos:

1. -Damos demasiada importancia al “que dirán”: nos pasamos la vida compitiendo con vecinos y conocidos para ver quien tiene más posesiones materiales. Intentamos impresionarles con “juguetes” que en vez de proporcionarnos beneficios, se van depreciando con el tiempo. Cochazos, vacaciones en hoteles de 5 estrellas, noches locas en clubs de lujo… son pan para hoy y hambre para mañana.

2. -Tenemos miedo: no queremos arriesgar nuestros ahorros así que los ponemos en la cuenta corriente de toda la vida que con la nueva promoción al menos nos dan un 1% y un set de cazuelas. Bien, ¿no? Lástima que la inflación esté al 3% y que por lo tanto estemos perdiendo dinero. Aún así, no movemos nuestros ahorros a otros sitios con mayor rentabilidad porque tenemos miedo de perderlos.

3. -Somos impacientes: hasta que aparecieron las tarjetas de crédito, eran pocos los que gastaban más de lo que tenían. Ahora es lo más común. Si no podemos esperar hasta tener el dinero suficiente para pagar al contado, estamos enriqueciendo a Botín y compañía mientras pagamos los intereses. Esa gente no lo necesita, de verdad.

4. -Confiamos en que otros se ocupen de nuestro dinero: creemos que saben más, así que dejamos que ellos decidan dónde y como invertirlo. Desafortunadamente, la mayoría tienen como meta principal ganar dinero para ellos mismos (en forma de comisiones, y cosas así), y ese será su principal objetivo cuando te aconsejen sobre dónde invertir. No hay nada malo en escuchar las recomendaciones de otra gente (pueden ser buenas ideas), pero al final debemos ser nosotros los que sepamos lo suficiente como para poder tomar nuestras propias decisiones y huir, por ejemplo, de los famosos fondos garantizados.

5. -Tenemos malos hábitos: fumar, beber, apostar… no nos damos cuenta de lo costosos que resultan a la larga. Dentro de poco escribiré sobre la cantidad de dinero que algunas tonterías nos pueden suponer, pero está claro que va más allá del coste inmediato. Fumar, por ejemplo: no es sólo el paquete de tabaco, sino los intereses de invertir ese dinero, la posibilidad de tener que ir al dentista a blanquear los dientes, un seguro de vida más caro, ambientadores para el hogar, ropa quemada, etc

6. -Nos encanta el dinero fácil: pero la realidad es que ganar dinero es arduo y costoso. Quizás pensemos que a mucha gente que se hace millonaria jugando a la lotería, pero la estadística dice que es más fácil que nos caiga un rayo. Según el Instituto Nacional de Estadística, cada español se gasta 16.640 euros de media en lotería a lo largo de su vida. Pero eso es sólo la media, los que juegan se gastarán casi 30.000 y los que no, pues nada. Por lo que incluso si nos tocan 24.000 euros, posiblemente sólo estemos recuperando pérdidas.

7. -Invertimos en cosas que no entendemos: oímos que Pepito se ha sacado un buen pico en tal cosa, y nos subimos al tren. Si nuestro amigo Pepito realmente ganó dinero (cuidado con los bulos interesados), sería porque entendía bien como funcionaba el asunto. Nosotros no tenemos ni idea, por lo que es muy posible que estemos llegando mal y tarde.

8. -Simplemente ignoramos nuestra situación financiera: creemos que si trabajamos duro, las finanzas se arreglarán solas. Si tenemos deudas, ya se pagarán. Pero la realidad es que no basta con decir “quiero ser rico”. Hace falta un plan en el que deben figurar los objetivos anuales, y por supuesto, como conseguirlos.

La realidad es que no es solamente una de estas razones las que nos impiden tener una economía muy desahogada, sino la combinación de unas cuantas. Echa un vistazo a la lista y refléjate en ella. Ser millonarios está dentro de nuestras posibilidades, pero debemos ir resolviendo los problemas que nos impiden convertirnos en uno, huyendo de estos 2 conceptos erróneos sobre la vida y el dinero que tanta gente acepta en la actualidad:

A) “Podría morirme mañana, así que mejor vivir al día”. Suena coherente, pero sólo esconde un cierto escapismo. La realidad es que lo más probable es que no te mueras mañana, y que las facturas de la luz y el gas estarán esperándote en el buzón.

B) La idea de que ser capaz de comprar todo lo que quieras te llena por dentro: “compro, luego soy feliz”. Doy fe de que la terapia del Corte Inglés puede funcionar a corto plazo, pero a la larga es una mera distracción sobre las verdaderas fuentes de satisfacción, como por ejemplo, la seguridad de que un infortunio económico inesperado no podrá arruinar tu vida y la de los tuyos.

(Adaptación de un artículo publicado en inglés en thestreet.com)

8 comments to Por qué no somos ricos

  • Anonymous

    Ganando 600 euros al mes, por mucho que los estires como que no.

  • Forikori

    !¿Te vas a hacer rico por dejar de comprar tabaco?! Amos hombre

  • Laro

    Está claro que este tipo de listas de “andar por casa” nunca esconden ninguna verdad universal.

    La lista en sí es Jeffrey Strain, que es un tipo que escribe “how to-s” para todo: como convertir tu basura en dinero, como ahorrar en los regalos navideños de tus hijos… creo que se puede ver fácilmente por dónde van los tiros.

    Yo me quedaría con la idea general de ser pro-activos con nuestras finanzas personales, y con las 2 reflexiones finales.

  • sansanbel

    Muy interesante todo lo escrito.

  • Jean Bedel

    Lo que hay que hacer para ser rico es convertirse en asceta. Dedicarse todo el rato a meditar y no gastar ni siquiera en comida. Cuenta de resultados saneada en un pis pas …

  • RichDadClub.es >> Riqueza e inversores particulares

    Hace unas semanas leí en Bolsaovejuna un par de entradas muy interesantes. (…)

  • […] Porqué no somos ricos, Bolsaovejuna. […]

  • Charly

    Tío es mucho más fácil: no eres rico porque tu y tus ancestros fueron perezosos, burros o demasiado honestos.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>